7 consejos para afrontar un fracaso

consejos para afrontar un fracasoEn este post pretendo daros algunos consejos para afrontar un fracaso, y creerme ese fracaso llegará, ¡siempre llega! La verdadera cuestión es cómo vamos a afrontarlo, y qué vamos a sacar de él.

En una sociedad como la que vivimos, donde parece que solo hay sitio para los ganadores, el fracaso es de difícil de asimilar, más bien está visto como una enfermedad a erradicar. Pero ¿realmente es esa una visión acertada? ¿no podemos aprender nada de nuestros fracaso? ¿qué debemos hacer para convertir ese fracaso en un éxito?

Una de mis citas favoritas es de Winston Churchill: “El éxito es la capacidad de ir de un fallo a otro con entusiasmo”. Hay dos lecciones importantes que aprender en esta frase. La primera es que el fracaso forma parte del camino  hacia el éxito.

La segunda, todo depende de nuestro entusiasmo. Y es que lo que nos define como “loosers” no es nuestra falta de victorias, es nuestra actitud pesimista y ceniza, nuestra falta de pasión y entusiasmo. Por eso os quiero dejar estos consejos, para cuando se cruce ante nosotros esos momentos malos que todos tenemos.

Espero que os ayuden  a ir de fracaso en fracaso, con entusiasmo, y por fin alcanzar nuestras metas. Estos son mis consejos para afrontar un fracaso

1. Asume la responsabilidad

El fracaso puede venir dado por nuestra culpa o por razones ajenas a nosotros. En cualquier caso el último responsable somos nosotros. Analiza el porqué has fallado. Asume tu responsabilidad. Aprende de los errores, corrígelos y te levantarás más fuerte.

2. No te escudes en las escusas

Si asumes tu responsabilidad las escusas dejan de ser escusas y se convierten en los puntos a mejorar en tu siguiente intento. Deja de echarle la culpa a los políticos, la crisis, el vecino, o la ley de Murphy. Si hubieras estado bien preparado ya formarían parte de tu plan inicial por lo que ya sabrías como solucionar las distintas amenazas. Las escusas solo te hacen más débil.

3. Quejarse es malo

La actitud correcta es “ya me he quejado, es hora de ponerse a trabajar para mejorar mi proyecto”. A todos nos gusta regodearnos en nuestras penas. Ese sentimiento de que el universo ha sido injusto y que merecemos un trato mejor. Deja de lamerte las heridas, trabaja con entusiasmo, descubre cual ha sido el error y subsánalo. Quejándote no vas a ningún lado.

4. Siente orgullo no pena

Todos tendemos a esconder nuestros fracasos como si fueran una tara o un pecado inconfesable. El fracaso es parte del camino, por lo menos hemos decidido andarlo, algo que muchos de los que nos criticaran por no tener éxito nunca lo han intentado. Aplícate la máxima del deporte “lo importante es participar” y aprende a motivarte como los mejores. Levántate con orgullo y vuelve a la lucha. Como dije antes, quejarse es malo, al principio darás un poco de pena, pero si continuas con tus lamentos solo conseguirás ser un “looser”.

5. Marca nuevas metas

Cuando ya dejes de quejarte y escudarte en escusas baratas, es el momento de marcarse de nuevas metas. Saca tus propias conclusiones del intento malogrado, rediseña tu plan, marca nuevas metas más objetivas y alcanzables. Comprométete contigo mismo a trabajar más duro esta vez. Conciénciate de que el fracaso es parte del camino al éxito, reúne todo tu entusiasmo y vuelve a la carga.

6. Aprende de los errores

Dos frases me viene a la cabeza: “lo que no mata engorda” y “el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra”. Si el fracaso es necesario para triunfar se debe a que no podemos volver a caer en nuestros errores. Si no hemos aprendido ninguna lección, si creemos que todo ha sido culpa de los demás, vamos por mal camino, y estamos abocados a no saborear nunca las mieles del triunfo. Si no has muerto en el intento, ahora serás más sabio, aplícate lo aprendido y seguro que esta vez si llegas a la meta.

7. Se positivo

Algo habrás hecho bien. Céntrate en lo que si tienes, en tus éxitos parciales, en lo que si has logrado. Hay gente en peor situación que tú. Mira con optimismo hacia el futuro. Usa lo que te ha funcionado y lo que has aprendido como base de tu siguiente proyecto.

Mi conclusión es que el fracaso nos hace más fuerte y nos sirve para valorar lo que tenemos. El camino del éxito nos lo da nuestro trabajo y nuestra capacidad de aprender. Extrae conclusiones de tus derrotas, mantén una actitud positiva y verás como las cosas mejoran.

Estos han sido mis 7 consejos para afrontar un fracaso, ¿Cuáles son los tuyos?

Posted in Nuestra profesión Tagged with: ,

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Descarga mi Ebook Gratuito

Recibe en tu email los últimos artículos

* = required field

Unete a nuestro grupo en linkedin